jueves, 20 de diciembre de 2012

Llegará enero...

Hola a todos!

Como saben llevo 6 años practicando Aikido ( parece mentira y si ves el mudansha te dices a ti mismo... aquí debe haber algún error) sin embargo, todos los días hago Aikido a veces dentro a veces fuera del tatami y la confluencia de varios hechos de mi vida me siguen demostrando la excelente decisión que he tomado; hacerlo no solo como arte marcial, si no más bien de filosofía de vida me ha hecho conocer, experimentar  de manera brillante una serie hechos que de otra manera jamás hubiese conocido.... 

Todo esto lo digo porque se acerca enero y con el nuevo año siempre se acercan nuevos practicantes deseosos de anotarse en clases para  convertirse en Seagal,  eso sí... rápidito) así que en principio les hablo a ellos. A esos que la emoción les dura unos pocos días o semanas y con suerte un mes;le hablo a esos que llegan con la idea que es bastante sencillo hacer Aikido porque hace 10 años hicieron un año de Karate, Judo o que se yo... y sin la realidad es otra muy distinta. Les hablo a aquellos que se maravillan por lo que hacen los demás, pero jamás van a entrenar o son inconstantes en su práctica, aquellos que aprendiendo a hacer ukemis ya se ven luchando por la justicia en algún robo en la vía pública. 

Aikido es muchísimo más que todo esas cosas que te pasan por la cabeza. Aprender un arte marcial para la vida es mucho más complejo y gratificante de lo que puedes llegar a pensar. No quiero ser yo el modelo que tú debes seguir, pero te puedo ofrecer mi cortísima experiencia en esto de andar el camino a veces ancho, a veces solitario, muchas veces incomprendido... Seguramente cada practicante podrá hacer aquí su lista y agregar cosas y quitar otras. No pretendo para nada darte la receta del éxito, es más no se si exista, pero lo que si puedo hacer es enumerar algunos conceptos importantes en cada practicante 

  • Antes que todo ocúpate del "aquí y el ahora" Esta es una receta que no falla y que no he descubierto, pero que he puesto en práctica. 
  • Sé humilde y recuerda que puedes aprender de cualquier persona. 
  • Ocúpate de aprender para la vida y no para ese instante de la técnica.
  • Ser constante es una de las claves más importantes 
  • Pónte metas a corto, mediano y largo plazo y muy importante cúmplelas
  • Procura ser mejor uke, antes de ser mejor tori
  • Esfuerzate al máximo
  • Entrena dentro y fuera del tatami
  • Nada sustituye la práctica
Y así podría  seguir, te podrían dar el feliz año 2013 mientras terminas de leer la lista; enumerar mil cosas importantes lo cierto es que te des un chance, así lo creo y sería lo más justo para recibir y para poder tener la madurez necesaria para percibir de manera honesta todo lo que puedes aprender en cada día de práctica.

Nos seguiremos leyendo!

1 comentario:

  1. Hola,

    Me parece un poco pedante este post. Saludos!

    ResponderEliminar

Gracias por escribirnos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...