lunes, 4 de enero de 2010

Él, Samurai

Hola a todos!

Bingo!

Navegando por la red me conseguí un blog que llamo mi atención, preimero por su título y más tarde por su exquisito contenido. Yo, Samurai. Está escrito muy sencillo, lo que favorece la lectura y sus temas acerca de la vida del budo me han embrujado.

Del bloggero no les puedo decir mucho, más que vive en Madrid, España.

Les copio textualmente, como es la costumbre en este espacio, un artículo de éste espacio titulado "¡Medita! Es Gratis" que quiero poner en práctica. Explica en pocas líneas y de manera muy sencilla una técnica para aprender a meditar.

Espero les guste tanto la invitación a este blog, como el artículo...
Gracias a todos!

A continuación, un ejercicio básico de meditación de incalculables beneficios. Es simple y te proporcionará esa paz, esa calma, que con tanta frecuencia, se nos escapa de las manos. Lee con atención primero y, después, prueba durante 5 minutos. Si te gustan las sensaciones que percibes... ya sabes cómo se hace; en tu mano estará repetir esta experiencia. Solamente debes ir aumentando el tiempo de manera progresiva con el paso de los días.

Síéntate cómodamente, con la espalda recta y los hombres relajados. La cabeza erguida, los ojos cerrados. Deja que la lengua repose sobre el paladar hasta sentir que ocupa prácticamente la totalidad de boca. Las manos, con las palmas hacia abajo, descansan sobre los muslos y los dedos algo separados y totalmente relajados.

Toma el aire por la nariz, despacio. Deja que inunde tu abdomen, expúlsalo naturalmente y sin forzar. Repite este ciclo, sin prisas. Percibe cada inspiración y cada espiración.

Presta atención a los sonidos que te llegan desde el exterior. Presta atención al sonido que hay entre ruido y ruido: el silencio. Simplemente, escucha y respira suavemente, sin prisas. No pienses en nada. Sólo presta atención a los sonidos que te llegan de fuera.

Si alguna zona de tu cuerpo notases tensa o molesta, muévela ligeramente, para volver a relajarla.

Disfruta del silencio, deja que el silencio empape tu cuerpo. Siente cada bocada de aire. Nota cómo vibra tu cuerpo. Permanece así hasta que quieras, hasta que notes que ya tienes suficiente.

(Palabra de Samurai).

1 comentario:

  1. JOSÉ VICENTE, simplemente, muchas gracias, amigo. Un gran abrazo.

    ResponderEliminar

Gracias por escribirnos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...